Apple colabora con ChatGPT para incorporar la tecnología de Inteligencia Artificial en sus productos.

11 Junio, 2024 - 27 Visitas

Apple ha dado un paso importante en el campo de la Inteligencia Artificial al asociarse con OpenAI, la empresa responsable de ChatGPT, y lanzar Apple Intelligence en sus dispositivos. Este avance tecnológico representa un hito y plantea consideraciones legales significativas.

En un evento en Estados Unidos, la empresa introdujo su nuevo sistema operativo, que incorporará la IA de manera integral. Una de las características destacadas es la mejora de la asistente virtual Siri, que tendrá conversaciones más naturales y capacidades ampliadas gracias a la IA.

Por ejemplo, Siri podrá recordar contextos y nombres, simplificando funciones como hacer llamadas o enviar mensajes personalizados. Apple Intelligence también promete innovar la experiencia del usuario con características como la síntesis automática de textos extensos y la creación de animaciones personalizadas basadas en descripciones.

El reconocimiento facial y de voz mejorado es otro aspecto destacado, ofreciendo nuevas oportunidades en la interacción entre humanos y máquinas. No obstante, la privacidad ha sido una inquietud central en el desarrollo de Apple Intelligence.

La empresa asegura que la privacidad de los usuarios estará protegida, aunque no se han detallado los métodos específicos. Esta cuestión será crucial desde el punto de vista legal, dada la existencia de normativas estrictas en la protección de datos personales.

La alianza con OpenAI también ha generado controversia, especialmente por las críticas de Elon Musk, quien considera que esta asociación es una “violación inaceptable de la seguridad”. Musk argumenta que Apple no debería depender de una empresa externa para desarrollar su propia IA.

Esta discordia resalta los desafíos legales que enfrentan las compañías tecnológicas en temas como la propiedad intelectual, los acuerdos de cooperación y la responsabilidad en el uso de la IA. Será esencial contar con un marco regulatorio sólido que proteja los derechos de todas las partes involucradas.