El aumento de las infecciones respiratorias en Puno sigue siendo un reto importante para la salud en la región.

29 Junio, 2024 - 7 Visitas

Según Percy Casaperalta, director del Área de Epidemiología de la DIRESA Puno, la cantidad de casos de infecciones respiratorias agudas en la región es una preocupación constante. Aunque no ha habido un aumento significativo este año, los casos varían anualmente en un 5%.

Casaperalta enfatizó que los niños menores de 5 años y los adultos mayores son los más afectados debido a su dependencia en la atención médica. El año pasado se registraron entre 8 y 12 muertes en adultos mayores y cuatro en niños menores de 5 años debido a neumonía.

Para abordar esta situación, el sistema de salud regional ha implementado un plan integral para bajas temperaturas, con actividades enfocadas en áreas de alto riesgo. Esto incluye atención médica en comunidades, supervisión de tambos en áreas vulnerables y suministro de equipos médicos y medicamentos, como antifebriles y antibióticos.

La DIRESA Puno ha lanzado campañas de concientización para educar a la población sobre la prevención de infecciones respiratorias. Estas campañas incluyen capacitación a docentes para detectar signos de alarma en los niños, promoción del uso de abrigo y barbijos adecuados, y jornadas de vacunación contra la influenza y neumococo.

La coordinación con agentes comunitarios ha sido clave para la detección temprana y referencia de casos. El SAMU está disponible para atender emergencias respiratorias en las provincias, garantizando una respuesta rápida y efectiva.

El Gobierno central monitorea semanalmente la situación regional y nacional para asegurar el cumplimiento de indicadores y prevenir complicaciones graves. La DIRESA Puno vigila continuamente los casos de infecciones respiratorias agudas y neumonía, enfocándose en los grupos más vulnerables.

Las condiciones de las viviendas son un factor crucial en la propagación de estas enfermedades. La falta de aislamiento térmico y ventilación adecuada en áreas rurales y urbanas aumenta el riesgo de enfermedades, destacando la importancia de mejorar estas condiciones para prevenir las infecciones.

Para garantizar la sostenibilidad de estas medidas, se emiten alertas, se adquieren equipos de laboratorio para diagnósticos precisos y se implementan medidas preventivas basadas en experiencias pasadas con enfermedades como el COVID-19.