Empleados de oficina de la Universidad Nacional del Altiplano en Puno se sienten molestos por una declaración.

10 Julio, 2024 - 12 Visitas

Felipe Gálvez, integrante del Comité de Lucha del Sindicato Único de Trabajadores Administrativos de la Universidad Nacional del Altiplano, mostró su descontento ante el comunicado emitido por el Rector, al considerarlo falso y demagógico. Según Gálvez, las medidas de apoyo a los trabajadores administrativos han sido consideradas insuficientes y discriminatorias, a pesar de las declaraciones del Rector.

Durante el pasado Día del Padre, los docentes recibieron camisas de marca, mientras que los trabajadores administrativos recibieron camisas genéricas, lo cual ha sido solo una muestra de la diferenciación en el trato entre ambos grupos. Esta disparidad también se ha visto reflejada en la entrega de telas para uniformes, donde los docentes han sido privilegiados una vez más.

Además, Gálvez denunció que el reclamo por el aumento del bono de altura, que ha sido otorgado a los docentes de manera rápida, ha sido ignorado para los trabajadores administrativos desde noviembre. Este bono, el cual debería ser igual para todos, no será efectivo hasta enero de 2025, lo que agrava la situación de discriminación.

El compromiso de la autoridad universitaria en atender los pedidos de los trabajadores ha sido considerado demagógico por Gálvez, ya que se han prometido beneficios que luego no se cumplen, como el pago de horas extras, lo cual no está legalmente permitido. La ausencia de las autoridades en la mesa de negociación del Pacto Colectivo ha aumentado el malestar entre los trabajadores.

Los trabajadores administrativos han expresado su cansancio ante las promesas incumplidas y la falta de acción concreta, lo que los ha llevado a tomar medidas de fuerza. Aunque son conscientes del impacto que esto puede tener en los estudiantes, buscan una solución definitiva a sus problemas.

La disposición al diálogo por parte de los trabajadores es clara, pero exigen respuestas inmediatas. La toma de la Universidad y del Centro de Educación Popular refleja su desesperación ante la falta de atención de las autoridades.

Gálvez hizo hincapié en la importancia de que las promesas sean cumplidas y que se respeten los derechos de los trabajadores administrativos. La falta de cumplimiento de los acuerdos previamente establecidos ha incrementado la desconfianza hacia las autoridades universitarias.