Habitantes de Tonohaya continúan en la búsqueda de un nuevo lugar para vivir después de sufrir durante 12 años las consecuencias del volcán Ubinas en Moquegua.

25 Junio, 2024 - 7 Visitas

Los habitantes de Tonohaya, una comunidad campesina afectada por el volcán Ubinas durante más de 12 años, continúan solicitando terrenos a Pasto Grande y al Gobierno Regional de Moquegua para su reubicación. El consejero Wilder Paredes informó que se ha solicitado un presupuesto necesario para llevar a cabo la reubicación en las Pampas de Jaguay, en Moquegua.

El problema con Ubinas comenzó en 2012 y, debido a lluvias y deslizamientos, han estado solicitando la reubicación durante más de 22 años. A pesar de esto, no hay una normativa específica que regule el proceso completo, el cual debe cumplir con las condiciones básicas de agua y luz.

En Jaguay-Rinconada, hay disponibilidad de terrenos, pero estos están en proceso judicial por invasiones debido a la falta de protección de los terrenos estatales por parte de Pasto Grande.

Paredes expresó preocupación por la situación, ya que mientras los terrenos estén judicializados, los habitantes de Tonohaya no podrán ocuparlos hasta que se resuelva el conflicto legal. La comunidad de Tonohaya sigue a la espera de una solución efectiva para su reubicación, que asegure condiciones básicas para una vida digna y segura.